Información sobre movilidad, ayudas técnicas y otros recursos.

Click to add text or drag and drop element from right hand panel
Click to add text or drag and drop element from right hand panel

Silla de ducha

La silla de ducha es complemento indispensable para personas con movilidad reducida, les permite asearse en las mejores condiciones de comodidad y seguridad.

Las sillas de ducha son usadas por personas que van en silla de ruedas, pero también son muy prácticas para personas con riesgo de caídas o lesiones de miembros inferiores que necesitan sentarse para ducharse.

¿Qué tipos de silla para baño existen? ¿Cómo elegir el asiento para ducha que más se adapta a tus necesidades? En esta página intentamos dar solución a todas tus dudas.

¿Qué podemos encontrar en esta guía informativa sobre sillas de ducha?

Por qué y cuándo es necesario usar una silla de ducha

La silla ducha de ortopedia (o la silla para bañera en caso de no tener aún instalado el plato de ducha), está indicada para todas aquellas personas con movilidad reducida o falta de equilibrio. Recordemos que al año miles de personas mayores se caen en la ducha o bañera. De ahí la importancia de adquirir una silla para duchar ancianos.

Es necesario pensar en comprar una silla para el baño cuando hay riesgo de caída, fatiga, debilidad muscular en piernas tras hospitalización o después de una operación.

Tipos de sillas para la ducha

Vamos a ver las diferentes sillas ortopédicas para ducha que hay. Clasificaremos en grandes grupos sabiendo que además hay otros modelos menos usados.

tabla de bañera

Tabla para bañera:

Va dirigida a esas personas que aún no tiene plato de ducha en casa. Se trata de una plancha que va de lado a lado de la bañera permitiendo sentarse en ella. Las hay de plástico hipoalergénico o revestidas de PVC. Son económicas y fáciles de poner y quitar.

Su desventaja es que la persona debe poder elevar la pierna para sentarse y para salir; no es apta, por tanto, para personas con movilidad reducida.

silla baño giratoria

Asiento bañera giratorio:

Gracias a una barra resistente transversal, se fija a la bañera. El asiento giratorio para bañera suele llevar apoyabrazos para mayor seguridad y permite girar 360º. Podremos sentar a la persona, girarla y ayudarla a levantar las piernas estando sentada. Es la silla bañera de ancianos más utilizada. Aún así, se recomienda poner plato de ducha cuando sea posible.

asiento bañera ducha

Asiento para ducha/ asiento para bañera:

Se trata simplemente de una silla fabricada en plástico y aluminio o PVC que cuenta con patas antideslizantes. La mayoría son regulables en altura. Este tipo de silla de ducha para mayores o personas con movilidad reducida son económicas y se pueden mover con facilidad siendo útiles fuera de la bañera o ducha para ponerse los calcetines o asearse solo.

Dentro de esta categoría podemos diferenciar:

  • Banqueta baño o taburete para baño: el taburete ducha es más pequeño y menos pesado a la vez que más manejable, pero la persona no puede apoyar la espalda y hay un mayor riesgo de caídas.
  • Asiento de baño con respaldo: pueden tener o no apoyabrazos para una mayor seguridad, son más cómodos y seguros que el taburete para baño, pero también ocupan más espacio.
silla de ducha con ruedas

Silla de ducha con ruedas:

Suele ser de dimensiones un poco más grandes que los asientos sin ruedas pero es ideal para aquellas personas que no pueden entrar al baño caminando o bien porque necesitan un andador que no cabe bien en el baño o porque van en silla de ruedas y su baño es pequeño. De esta forma, pasaremos a la persona a la silla de baño con ruedas y luego accederemos al baño.

La silla de ruedas para ducha es ideal si disponemos además de una ducha sin barreras arquitectónicas, es decir, construida en el propio suelo.

  • Silla para ducha con ruedas y para WC: es un tipo de ruedas para baño con un agujero que además incorpora la posibilidad de adaptarla al váter o inodoro.
silla ducha plegable

Silla para ducha plegable:

El asiento para ducha plegable es ideal para duchas pequeñas, el inconveniente que tiene es que no podemos usarlo fuera de la ducha y necesita instalación a la pared. La gran ventaja es que ocupa muy poco espacio, desplegándolo solo cuando sea necesario. Algunos llevan una o dos pequeñas patas que apoyan en el suelo para conferir mayor estabilidad.

Las sillas para duchas plegables están fabricadas en metal recubierto de PVC o similar, aunque puede haber diferentes tipos de acabados. Aguantan pesos de hasta 140-150kg.

Cómo elegir una silla ortopédica para ducha

A la hora de elegir entre todos los tipos de silla de ducha o silla bañera que hemos visto tendremos que tener en cuenta varios aspectos:

  • Adaptabilidad a la persona y espacio: La silla para bañar personas mayores o con movilidad reducida debe cumplir su función de seguridad y confort durante el aseo. Además, se tiene que ajustar al espacio disponible en el baño.
  • Ayuda a las transferencias: Si la persona que necesita una silla ortopédica para ducha o bañera no tiene apenas fuerza en sus piernas o pierde con facilidad el equilibrio, necesitaremos sillas para duchar personas mayores o discapacitados que nos faciliten las transferencias. Lo ideal en estos casos es asientos de ducha con reposabrazos para impulsarse o bien una silla giratoria para bañera.
  • Con recorte ergonómico: Alguna silla o taburete para ducha viene con un pequeño recorte a nivel de la zona genital para que sea más sencillo asear esa zona en caso de que el paciente no pueda levantarse.
  • El revestimiento y acabado de la silla de ducha: Como ya hemos ido diciendo, pueden estar hechas de plástico hipoalergénico, revestida de PVC o acabadas en madera con tratamiento antihumedad. Algunas tiene acabados más cómodos o incluso mullidos para aquellos que necesitan más tiempo o sentirse más confortables.
  • Silla de ducha con ruedas o no: Ya hemos comentado que la silla ruedas ducha es ideal para trasladar antes o después del baño a la persona si está tiene mucha dificultad para hacer transferencias o caminar unos pasos. Además, si compramos​la silla de ducha y WC Etac Clean tendremos más prestaciones si la persona lo necesita. 
mujer en silla de ducha accesible discapacitado

El precio de las sillas para ducha

Debido a la gran variedad de asientos para ducha que encontramos en el mercado, podemos decir que hay asientos para baño desde los 30 € hasta los más de 200 €. Lo importante es elegir aquel que cumpla los requisitos necesarios.

Artículos relacionados:

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar